Cuando se unen los puntos

Parece increíble cuando sientes que los puntos que parecían inconexos se van uniendo, sin apenas esfuerzo, como el agua de la lluvia que se encauza por el río de forma natural.

Cuando llevas tantos años de esfuerzo y sacrificios, y los resultados empiezan a asomar, la sensación de paz y de no haber estado haciendo el idiota, llena.

El camino es muy largo, muy duro, y mientras lo recorres la sensación de estar perdido en la inmensidad es constante, con lo cual, cuando las cosas empiezan a salir como llevabas años esperando, uno no se acaba de fiar. Tal vez sea como dice una buena amiga sobre los gallegos, que somos desconfiados por naturaleza.

El caso, es que tal vez he conseguido dar con la tecla, o no…dejando eso a un lado, si echo la vista atrás, intuyo como las cosas que me gustan, las vivencias e incluso ese carácter, me han llevado al punto en el que me encuentro ahora mismo.

Desde pequeño siempre he tenido mucha mucha paciencia y autocontrol, hasta que me explota la cabeza, claro… pero es algo que no me suele pasar con frecuencia. Nunca supe como sacar partido de ello, aparte de en las relaciones interpersonales, pero con el trading alcanza una utilidad exponencial.

Siempre he sido un poco soñador, friki, o como se le quiera llamar… el caso es que creo que sin ese rasgo, sin interesarme por actividades distintas a las habituales, tal vez nunca hubiese apostado por el mundo de los mercados financieros, ese afán por saber un poco de todo, no ceñirme a los cánones sociales tradicionales, me ha llevado finalmente a encontrar lo que me llena, con la importancia que ello supone. Estar perdido en la vida, sin encontrar tu pasión, es un drama personal enorme.

He trabajado por cuenta ajena en contadas ocasiones. Desde que probé en la adolescencia el trabajar para alguien, me di cuenta, que nunca sería pleno con esa vida laboral socialmente establecida. Y en consecuencia, siempre he buscado la manera de trabajar por, y para mi, no ha sido un camino fácil. Monté un pequeño negocio, a una edad temprana, el que me robaba los fines de semana, pero me dejaba mucho tiempo libre entre semana. Tal vez el complementarlo con un trabajo usual hubiese sido lo lógico, pero en su momento pensé que estaba en posición de intentar hacer algo que me llenase de verdad, y sacrificar dinero y una vida más relajada, por un objetivo más a largo plazo y ambicioso.

Aún siento vértigo a día de hoy. En lugar de ampliar el negocio, buscarme un trabajo de 8 a 5, o montarme algo que fuese con los cánones socialmente establecidos, preferí pelear mi camino particular, lo que me supuso muchos problemas, infinidad. Tanto problemas económicos, (el tiempo libre para estudiar los mercados se paga de alguna manera) como sociales, familiares… Estar en la cuerda floja tanto tiempo, y el ir contra la corriente de la masa, pelear contra la incomprensión, acaba curtiendo el carácter, y ves el mundo de otra manera. Tal vez esas vivencias hagan que soporte los vaivenes del mercado de forma tan relajada.

En su momento abandoné la carrera universitaria. Una decisión difícil, pero necesaria, no me llenaba, no es lo que me corría por la venas, y creo que a día de hoy si hubiese seguido con ese camino, nunca lograría ser feliz. Aún así en la universidad aprendí muchas cosas accesorias, que si me han servido para la vida, mi negocio, e incluso el trading.

La crisis económica vivida en España estos últimos años, ha sido brutal en todos los sentidos. No ha sido algo que me afectase, ya que siempre he optado por el camino más difícil en mi negocio, y quedarme con los clientes más potentes y estables, primando la calidad a la cantidad y por ende al dinero. Mi crisis financiera nada tiene que ver con el contexto que vivimos estos años. Malas decisiones personales me llevaron a profundizar todo lo posible en el uso del dinero, y de las finanzas. Sin esa crisis particular, nunca me hubiese interesado por el trading. Se dice que las crisis son el momento perfecto para crecer, reponerse y mejorar. Cierto.

Tener interés por el ajedrez, lectura, juegos de mesa, natación, surf, judo… deportes varios, y hasta videojuegos e informática, me han ayudado tanto, en el camino hacia la consistencia en el trading, que me quedo alucinado con sólo pensarlo. De todo he sacado lecciones y habilidades, de tremenda importancia para llegar al punto que me encuentro a día de hoy con los mercados. Todo parecía inconexo, para finalmente coincidir.

Con lo cual, el dicho de que la vida da muchas vueltas, es muy cierto. Pero yo aclararía que si tienes un objetivo, todas esas vueltas seguramente sean las justas y necesarias para alcanzar tus metas.

Steve Jobs lo explica de forma magistral.

 

 

Gracias por leer!

Anuncios

2 comentarios en “Cuando se unen los puntos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s